Mochilas para cámara ligeras para callejear, con doble espacio

Vamos a ver en este artículo algunas mochilas que pueden estar muy bien para excursiones, viajes, salidas al campo o para callejear.  

Sería para situaciones en las que queremos ir ligeros de equipo porque tenemos pensado caminar mucho o movernos en diferentes medios de transporte. 

El ejemplo típico sería para recorrer y fotografiar una ciudad, por ejemplo durante un viaje de turismo. 

Mochila ligera para cámaras, con doble espacio

Las características que buscamos  son:

  • Que sea una mochila relativamente pequeña, vamos a llevar el equipo indispensable
  • Que tenga dos espacios separados, uno para el equipo fotográfico (acolchado) y otro para un bocadillo, agua o algo de ropa, documentos, etc.
  • Que sea cómoda de llevar, con buen acolchado en la parte de los hombros. 
  • Que tenga una buena relación calidad precio

Aunque para este tipo de situaciones podríamos usar también mochilas bandoleras (sling bag) o bolsos de hombro, creo que a la larga, si vamos a caminar mucho, es más cómoda la mochila tradicional, que reparte mejor el peso.

Algunos modelos recomendados:

Ten en cuenta que si vas a ir con equipo ligero puedes reutilizar prácticamente cualquier mochila de uso genérico. Sólo tienes que comprar un organizador o bolso acolchado, son muy baratos y pueden darte bastante juego.

Mira aquí modelos y precios de estos organizadores acolchados

Hay muchos modelos, aunque los más habituales tienen forma rectangular y capacidad para una cámara más algún objetivo adicional.

Lógicamente no son una solución perfecta, porque no llega a separar completamente el equipo del resto de cosas que lleves en la mochila, el acceso al equipo no es tan rápido como en una mochila fotográfica y en general la protección es mucho más efectiva en una mochila especializada. 

Pero sí son un apaño o un comodín para determinadas situaciones.