Mochilas y bolsos para cámaras sin espejo (EVIL / mirrorless)

Algunas mochilas, bolsos de hombro y bandoleras recomendadas, con un tamaño más reducido, más ligeras, perfectas para llevar un equipo fotográfico pequeño

Mochilas recomendadas para cámaras sin espejo

Las cámaras sin espejo son en general más pequeñas y ligeras que las réflex.

Por ejemplo el sistema Micro 4/3 de Olympus y Panasonic ofrece la mejor relación calidad – tamaño – peso, con una reducción significativa con respecto a un equipo réflex.

En el caso de sistemas mirrorless como el de Sony (montura E) o como el de Fuji, el tamaño de las cámaras es más pequeño que una réflex media, pero el tamaño de los objetivos estaría a la par con los objetivos para sistemas réflex ya que la geometría y tamaño del objetivo depende del tamaño del sensor, y los sensores de las Sony (APS-C / Full Frame) y las Fuji (APS-C) son más grandes que el sensor del sistema Micro 4/3.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que los objetivos de gamas medias altas suelen ser más grandes y pesados que los objetivos de gamas más bajas. Los objetivos con mayor apertura tienen que ser más grandes, por la geometría óptica. Y también los objetivos de gamas altas utilizan materiales más robustos y pesados, las lentes son más grandes, pesan más, etc..

Entonces, a modo de resumen: tener una cámara sin espejo no implica directamente que el equipo sea mucho más reducido y ligero que el equipo réflex. Dependerá de tu equipo en concreto y de lo que necesites llevar en tus salidas de fotografía.

Sí es cierto que con una cámara mirrorless pequeña tienes la posibilidad de salir con un equipo mínimo:

  • Por ejemplo las Sony de la serie a6000 / a5000 tienen el objetivo 16-50mm que se compacta en el modo de transporte y ocupa muy poco
  • Con cámaras del sistema Micro 4/3 se puede llevar un equipo completo con varios objetivos en un bolso o mochila de dimensiones mínimas
  • Casi cualquier cámara mirrorless de formato compacto con un objetivo de tipo pancake se puede llevar en el bolsillo de una chaqueta o en un bolso pequeño

La elección de la mochila dependerá de las necesidades de cada uno.

Yo recomendaría elegir una mochila mediana similar a la que elegiríamos para una cámara réflex. La diferencia es que con una cámara mirrorless tendremos más espacio libre y seguramente iremos con menos peso.

Alguna mochila de tipo Lowepro m-Trekker o Lowepro Photo Hatchback pueden ser opciones muy completas y equilibradas, para tener un poco de margen en caso de ampliar equipo:

Las mochilas Think Tank Perception están genial, sobre todo para equipo pequeño o mediano. Son mochilas muy prácticas, muy cómodas y muy bien pensadas. Ofrecen una gran flexibilidad para llevar la cámara, algo de equipo (objetivos y accesorios) y cualquier extra, incluyendo una tablet:

Una mochila de doble compartimento puede estar bien para salidas al campo o para viajes.

Y de forma complementaria yo compraría un bolso pequeño de hombro, una mochila de tipo sling o una funda riñonera para las salidas con poco equipo.  Se trata de aprovechar esas ventajas que ofrecen las cámaras sin espejo, que permiten salir muy ligeros y que no nos dé pereza salir con una mochila o bolso grande: