Mochilas Vanguard Alta Rise para equipo fotográfico

Mochilas de gran capacidad para cámaras y equipo fotográfico. Muy cómodas, construidas con muy buenos materiales y ofrecen una gran protección al equipo.

Mochila Vanguard Alta Rise

Las mochilas Alta Rise están pensadas para transportar la cámara y el equipo fotográfico de una forma segura y cómoda, pero ofrecen además un acceso bastante rápido a la cámara a través del lateral.

Mochila Vanguard Alta Rise - Acceso lateral

Son mochilas con una construcción muy robusta y están fabricadas con materiales de alta calidad. La mochila en sí es semi-rígida, es decir, debido a los acolchados interiores mantiene la forma incluso cuando está vacía, lo que da una muy buena sensación de seguridad para el equipo.

Dentro de esta línea de Vanguard hay tres modelos de mochilas y varios modelos de bolsos (Alta Rise 28, Alta Rise 33, Alta Rise 38). En este artículo sólo vamos a hablar de las mochilas estándar (backpacks). El tercer modelo de mochila, la Alta Rise 43, es una mochila de tipo bandolera (sling bag), que podría servir si vamos ligeros de equipo o para sistemas sin espejo como Micro 4/3 o las cámaras mirrorless con sensor APS-C de Sony, Fuji o Canon.

Dimensiones de las mochilas:

  • Vanguard Alta Rise 45
    Medida externa: 32 x 23 x 49 cm
    Espacio para equipo: 26 x 19 x 25 cm
    Compartimento para portátil de 14″
  • Vanguard Alta Rise 48
    Medida externa: 35 x 25 x 53 cm
    Espacio para equipo: 30 x 19 x 27 cm
    Compartimento para portátil de 15″

El espacio interior está totalmente acolchado. En la parte superior hay un apartado que se puede dedicar para ropa, un bocadillo, o para llevar accesorios. 

Mochila Vanguard Alta Rise - espacio interior

La tapa de la mochila está situada en la parte posterior y se abre totalmente para dejar acceso a todo el interior.

Para minimizar el riesgo de robo si nos intentan abrir la mochila desde atrás, las cremalleras queda bloqueadas por las correas que se usan para fijar los complementos a la mochila y sólo permiten que la tapa se abra libremente para acceder al espacio superior.  Es muy difícil que nos puedan abrir la mochila totalmente sin quitar previamente esos tirantes con cierre de clip.

Como hemos comentado, también podemos acceder a la cámara desde el lateral. Descolgamos la mochila de uno de los hombros, la giramos para que nos quede al lado y simplemente abrimos el bolsillo que da acceso a la cámara, sin necesidad de dejar la cámara en el suelo.

La mochila cuenta con numerosos bolsillos pequeños que permiten organizar perfectamente todo lo que llevamos en nuestras salidas. Incluye un bolsillo extraíble específico para el trípode, así como correas para amarrarlo al lateral.

El compartimento acolchado para el portátil va situado en la parte interior, la que va más pegada a la espalda.

Vanguard Alta Rise - Compartimento para el portátil

La parte externa de la mochila, la que hace de tapa, incluye grandes bolsillos interiores, por ejemplo para una tablet o un portátil pequeño, documentación, etc. Además en la parte exterior de la tapa hay otro gran bolsillo en el que podemos guardar ropa por ejemplo. Una característica interesante de estas mochilas es que se puede expandir o reducir el grosor de ese bolsillo de la zona posterior mediante una cremallera.

Las correas de los hombros están muy bien acolchadas, así como la zona que va pegada a la espalda. Las mochilas incluyen un cinturón de descarga muy bien acolchado, que permite pasar el peso a las caderas, liberando los hombros y la espalda para evitar problemas musculares y lesiones.