Guía para elegir la bolsa o mochila que necesitas para tu cámara

Si pensabas que elegir una cámara era complicado, no imaginas lo complicado que puede ser dar con al mochila ideal.. seguramente porque una mochila ideal no existe.

Índice rápido de contenidos

Tipos de mochilas y bolsos

 

Funda para cámaras réflex

Bandolera, bolso y funda

Son bolsos que van colgados al hombro por una correa (cruzada o no) y normalmente se llevan al lado  del cuerpo, a la altura de la cadera.

Las más pequeñas, que sólo tienen espacio para la cámara y poco más, se llaman fundas (holsters).

 

Bolsa de hombro para cámaras réflex
Los bolsos de hombro típicos de los fotógrafos (shoulder bags) suelen ser más grandes y anchos. Hay otros modelos más estrechos pensados para llevar en bandolera con la correa cruzada (sling bags).

Mira aquí algunas fundas y bolsos recomendados para cámaras.

En general este tipo de bolsos permiten un acceso muy rápido a la cámara.

Algunos bolsos permiten transportar mucho equipo pero ten en cuenta que puede llegar a ser muy incómodo e incluso doloroso si nos pasamos con el peso.

Tanto los bolsos como las fundas van sueltas y pueden llegar a molestar bastante si tenemos que hacer muchos movimientos o cambios de postura.

 

Riñonera para cámaras réflex

Riñonera

Básicamente son fundas, pero van sujetas a la cintura con lo que podemos hacer movimientos con cierta libertad.  Se tiene un acceso muy rápido a la cámara.

Sirven para llevar muy poco equipo, básicamente la cámara con un objetivo pequeño y elementos pequeños como tarjetas y baterías de repuesto.

Hay algunas que incluyen más compartimentos para objetivos, etc. pero si llevamos mucho peso llegaría a ser muy molesto.

Pueden ser una buena combinación junto con una mochila. Usando la mochila para llevar el equipo que no usamos en ese momento y la riñonera para llevar la cámara protegida y el equipo mínimo necesario mientras estamos fotografiando.

Algunos modelos:

 

Mantona ElementsPro 10 - Funda para cámara DSLR, Verde

Última comprobación de precio: 20:27h (amazon.es)

Me lo pido por 52.94EUR

Lowepro m-Trekker HP 120 - Funda (Funda, Negro)

Última comprobación de precio: 20:27h (amazon.es)

Me lo pido por 62.3EUR

 
 

Mochila bandolera para cámaras réflex. Slingbag

Mochila bandolera

Tienen el formato de mochila y van colocadas a la espalda, pero se sujetan con una única correa cruzada. El peso recae sobre un único hombro.

Tienen la ventaja de que se pueden pasar fácilmente de la espalda al frente, sin quitarse la correa, para acceder a la cámara.

Sólo son prácticas si llevamos poco peso y/o las llevamos encima durante poco tiempo. Como sucede con las bandoleras, al recaer el peso sobre un único hombro puede llegar a molestar y doler si llevamos mucho peso.

Las mochilas bandoleras pequeñas son ideales por ejemplo para cámaras EVIL / mirrorless  (cámaras sin espejo, más pequeñas y ligeras que las réflex) y su equipo.

Mochilas bandoleras recomendadas

 

Mochila para cámaras réflex

Mochila

Son las que tienen más capacidad, permiten llevar más peso, y en general son más cómodas porque el peso va repartido entre las caderas y los hombros.

La mochila queda bien ajustada y permite diferentes movimientos y posturas sin que se mueva. Además deja las manos totalmente libres.

El principal inconveniente es que el acceso a la cámara no es tan sencillo.

Hay modelos que dan prioridad a la facilidad de acceso y permiten una apertura lateral directamente donde va situada la cámara en su interior. Otros modelos dan prioridad a la seguridad y sólo permiten el acceso a la cámara desde la zona que va en contacto con la espalda.

Mochilas recomendadas para réflex

 

Mochilas recomendadas para cámaras réflex

Mochilas medianas para cámara y equipo fotográfico

Una apuesta segura y barata son los modelos de AmazonBasics, la mochila mediana para cámaras réflex  es una de las más vendidas:

Otra opción con una muy buena relación calidad precio y muy buena valoración de usuarios es este modelo de Duragadget. Es más pequeña que la anterior (30 x 24 x 11 cm). El interior se puede configurar mediante los separadores e incluye funda impermeable. Es ideal por ejemplo para cámaras mirrorless. Para réflex dependiendo del equipo que queramos llevar puede quedar un poco justa. Cabe el cuerpo con un objetivo puesto, más 1-2 objetivos adicionales.

Una mochila que está funcionando muy bien para callejear si no tenemos que llevar mucho equipo es la Inateck CB2001. Tiene dos compartimentos, el acceso al equipo es desde la parte interior (la que va pegada a la espalda) y se puede acceder a la cámara desde un bolsillo lateral. Muy práctica y ligera. Incluye funda impermeable para la lluvia y por su diseño pasa bastante desapercibida.

También en esta gama puedes encontrar un par de mochilas Beschoi. Son mochilas ligeras, con un diseño bonito pero discreto, no parecen mochilas de fotógrafo.

La versión pequeña tiene unas medidas de 41 x 27 x 14 cm. Está construida con material resistente a la lluvia, no incluye funda impermeable. Es una mochila con una muy buena relación calidad precio. Tiene apertura trasera (se abre la tapa trasera y da acceso a todo el equipo)

La otra versión es un poco más grande (41 x 21 x 24 cm) y tiene un formato diferente. El acceso a la cámara es a través de un lateral, y además tiene dos compartimentos: uno en la parte inferior para objetivos o accesorios, y otro en la parte superior para extras.

K&F Concept también tiene mochilas interesantes en esta gama media:

Si subimos un peldaño en calidad de materiales y construcción, una muy buena opción son las mochilas Lowepro Flipside. Gran capacidad de carga para equipo fotográfico, muy cómodas, resistentes y muy buen construidas.

Mochilas con doble compartimento

Estas mochilas tienen dos o más espacios, uno para el equipo fotográfico (acolchado para ofrecer protección al equiplo) y otro espacio adicional para llevar ropa, comida, etc.

Son mochilas muy versátiles. Sacrifican un poco la capacidad del compartimento para el equipo, pero por otra parte incluyen ese espacio extra adicional que viene muy bien. 

Mochilas de calidad / Gama media – alta

Si le vas a dar un uso intensivo a la mochila vale la pena comprar una mochila de calidad. La diferencia entre una mochila barata y una mochila de gama media/alta está sobre todo en los materiales y la calidad de construcción.

La protección suele ser mejor, tanto por los acolchados interiores como por la resistencia de toda la estructura, incluyendo las correas, que suelen ser uno de los puntos débiles (las costuras que unen las correas con el cuerpo de la mochila y soportan toda la tensión) y las cremalleras.

También el diseño y funcionalidad de las mochilas de estas gamas suele estar más estudiado, basándose en las necesidades de muchos fotógrafos. Por lo tanto, además de durabilidad aportan un extra de comodidad a la hora de usarlas.

Algunas marcas que ofrecen mochilas de calidad excepcional:

Bolsos y mochilas ligeras para la sesión de trabajo

En este apartado veremos bolsos y mochilas pensados para ser usados durante la sesión fotográfica: ligeros y con fácil acceso al equipo.

El ejemplo más clásico sería el bolso de hombro ancho, muy usado por fotógrafos profesionales. El bolso permite llevar mucho equipo y la apertura superior deja a la vista todo el material para tener un acceso súper rápido.

Otra opción son los bolsos en bandolera, muy similares a los bolsos de hombro pero más estrechos (serían similares a los bolsos para portátiles o ‘messenger’). Tendríamos acceso rápido a la cámara y algún elemento adicional, pero el resto del equipo iría un poco más abajo. La ventaja es que son más cómodos que el bolso de hombro ancho y sería un compromiso entre comodidad, capacidad y acceso rápido.

Mochilas recomendadas para cámaras sin espejo

Las cámaras sin espejo (también conocidas como EVIL, CSC o mirrorless) son en general más pequeñas que los modelos réflex equivalentes.

En algunos casos podemos ir con un equipo muy compacto en cuanto a volumen y peso, por ejemplo si usamos cámaras pequeñas del sistema Micro 4/3 con objetivos ligeros vamos a poder llevar bastante equipo en un espacio muy reducido.

Algunas recomendaciones para mochilas pequeñas y bolsos de hombro para equipos mirrorless o situaciones en las que queremos salir con lo justo:

Aquí tienes más información y recomendaciones sobre mochilas para cámaras sin espejo.

¿Qué características debería tener una mochila para cámaras?

  • Tiene que ofrecer protección: acolchado interior para proteger frente a caídas, golpes y protección frente a la lluvia
  • Debería tener capacidad suficiente para la cámara con el objetivo puesto y para el equipo que llevemos: otros objetivos, flash externo, disparador, baterías extra, filtros..
  • Que sea cómoda. Que no se clave en el hombro, que no se resbale, que no moleste mientras hacemos fotos
  • Que te permita acceso rápido y sencillo a la cámara con el objetivo puesto
  • Que no permita el acceso fácil a los amigos de lo ajeno. Es decir, que no puedan abrir la mochila sin que te des cuenta para robarte la cámara.
  • Que no cueste más que la propia cámara sería también un detalle a su favor

Como ves, algunas de las características son bastante incompatibles entre sí, por lo que como para casi todo en esta vida tendremos que llegar a un compromiso.

Mochilas para cámaras: transportar vs fotografiar

Hay mochilas que son muy buenas para la fase de transporte: cabe todo el equipo, va protegido y nos permiten llevar peso de una forma cómoda.

Pero una vez llegamos al destino, donde vamos a fotografiar, necesitamos otras cosas: acceso súper rápido a la cámara y quizás también a los objetivos,  libertad de movimientos y comodidad para disfrutar de la fotografía.

¿Entonces, compro una mochila grande o una pequeña?

La mochila de transporte la vas a necesitar tarde o temprano, aunque sea para guardar el equipo si vas de viaje o para tenerlo recogido en casa. Uno de los comentarios bastante frecuentes en los foros de fotografía es que la mochila (o bolso) se ha quedado pequeña, pero quizás no es tanto problema de la mochila en sí, sino de la cantidad de equipo que intentamos llevar ‘por si acaso’ y que al final no acabamos utilizando.

Por lo tanto la recomendación general sería buscar en primer lugar una mochila mediana.

¿Qué podemos llevar habitualmente en la mochila?

  • La cámara con el objetivo puesto
  • Trípode (normalmente colgado en el exterior de la mochila)
  • Una o más tarjetas de memoria de reserva
  • Una o más baterías de reserva
  • Objetivos adicionales, dependiendo del tipo de salida o el tipo de fotografía que vayamos a hacer
  • Un disparador externo
  • El cargador de la cámara
  • Flash externo si tenemos
  • Una tablet es muy útil para revisar las fotos in situ

Y en función del tipo de fotografía que hagamos habitualmente tendremos que ver si con eso es suficiente o incluso si es preferible buscar algo más específico, por ejemplo una combinación de mochila de transporte + bolso pequeño para llevar la cámara una vez que estamos fotografiando en el lugar de destino.